viernes, mayo 26, 2017

La salud es una prioridad para el consumidor, ¿qué están haciendo los fabricantes?

Según un informe de la empresa Nielsen, las crecientes preocupaciones sobre la obesidad y sobrepeso en América Latina, los problemas de salud (hipertensión, diabetes, entre otros) provocados a partir de este padecimiento y el gasto que estas enfermedades generan a los gobiernos, obligan a consumidores, fabricantes y gobiernos, a tomar acciones inmediatas para contrarrestar el problema.
Hoy existen más de 250 millones de adultos latinoamericanos con sobrepeso, Brasil (54%), México (64%), Colombia (57%) y Argentina (62%) están presentes en el top 25 de países del mundo con este problema, con altas tasas de crecimiento en los últimos años y preocupantes niveles de enfermedades cardiovasculares, diabetes y obesidad infantil.
Los trabajos sedentarios de oficina, las largas distancias a recorrer en zonas cada vez más urbanizadas y la creciente incorporación de las mujeres a la fuerza laboral, tienen como consecuencia que la población tiene menos tiempo para realizar actividad física y actividades domésticas, lo que implica menos tiempo para preparar comidas en casa con alimentos frescos y saludables. Esta situación nos ha llevado a utilizar con mucho mayor frecuencia los alimentos procesados, que tienen más probabilidades de ser altos en grasa, azúcar o sal.
Nuestra investigación muestra que los consumidores latinoamericanos están cada vez más preocupados por los problemas de salud y buscan alimentos locales, frescos y orgánicos  (84% de los colombianos consultados lo hace).
Los consumidores ya no están dispuestos a tomar una actitud pasiva frente a la compra de alimentos, en donde la conveniencia solía ser el principal impulsor; hoy exigen que sus alimentos cuenten con un etiquetado más claro de sus ingredientes e información nutricional para ayudarles a tomar decisiones más saludables, de hecho 90% de los consumidores participantes en nuestro país dicen estar dispuestos a pagar más por productos que promuevan beneficios para la salud. Un mejor etiquetado, puede servir a los fabricantes como un escaparate para comunicar a sus consumidores los beneficios de consumir sus productos. El 78% de los colombianos dicen que leen las etiquetas para verificar el contenido nutricional de los alimentos.
Estas tendencias impactan el comportamiento de los consumidores latinoamericanos, lo que se ve reflejado en las ventas medidas por Nielsen. 82% de colombianos respondieron que prefieren comprar en minoristas especializados para encontrar mayor oferta de alimentos saludables.

No hay comentarios.: