miércoles, noviembre 04, 2015

McDía Feliz, una oportunidad en la que ayudamos a ayudar

McDonald’s celebrará el próximo 6 de noviembre en todo el país el McDía Feliz, una jornada en la cual todo el dinero recaudado por la venta de hamburguesas Big Mac se destinará a la Fundación Casa Ronald McDonald de Colombia, una Fundación dedicada a apoyar a familias y niños  que reciben tratamientos médicos en diferentes instituciones hospitalarias.
“Para McDonald´s esta celebración es una oportunidad para seguir ayudando a cientos de niños con dificultades médicas y a sus familias, cuando están enfrentando este tipo de complejidades fuera de casa. Gracias a la participación de toda la comunidad, en la edición 2014 logramos destinar más de 300 millones de pesos al mantenimiento de la Casa Ronald McDonald de Cartagena y las tres Salas Familiares que operan en Bogotá y Medellín. En 2015 queremos superar esta cifra para asumir nuestro nuevo compromiso: la Casa Ronald McDonald Nuevos Horizontes de Bogotá”, señaló Héctor Orozco, Director de Operaciones de McDonald´s Colombia.
Como todos los años, diferentes personalidades y todos los empleados de McDonald’s estarán presentes colaborando en los restaurantes de todo el país, para que el McDía Feliz sea una verdadera celebración solidaria. Todos estamos invitados a comprar una Big Mac y, de esta manera, ayudar a los niños que más lo necesitan.
“McDía Feliz es sin duda la jornada más importante de recaudo del año para la Fundación. Este año el dinero se destinará a la adecuación y sostenimiento de la Casa Ronald McDonald Nuevos Horizontes de Bogotá, que se abrió en alianza con la Fundación Cardioinfantil, para hospedar a los familias y niños que reciben tratamientos médicos en esta institución hospitalaria y son principalmente beneficiarios del programa social Regale una Vida”, agregó Diana Peña, Directora Ejecutiva de la Fundación Casa Ronald McDonald en Colombia.
Para los beneficiarios de los programas de la Fundación, son pocas las palabras para describir lo que significa este apoyo en situaciones difíciles. “Agradezco a la Fundación por el apoyo incondicional que nos han brindado”, dijo Amparo Betancourt Bermúdez, quien viajó de Neiva a Bogotá para el tratamiento de sus hijos y encontró un segundo hogar en la Casa Ronald McDonald Nuevos Horizontes. “Me siento bendecida y agradecida. La Fundación fue el apoyo que necesitábamos mientras estuvimos fuera de nuestra casa, y para mí siempre serán como mi segunda familia. Siempre estuvieron pendientes de todo lo que necesitábamos, con las puertas de la casa y de su corazón abiertas para consolarnos y apoyarnos en esos momentos difíciles mientras nuestros hijos pasaban por cirugía.”


No hay comentarios.: