jueves, octubre 22, 2015

El turismo no está en la agenda de los candidatos a la Alcaldía de Bogotá

A pocos días de las elecciones para la Alcaldía de Bogotá, el sector hotelero se pronuncia respecto a la baja participación de este segmento de la economía en las propuestas de los candidatos a ocupar el cargo en el Palacio Liévano. Temas como la promoción de ciudad como destino de talla internacional y la necesidad de mejorar la movilidad para los turistas, hacen falta en la agenda.
Para el gerente general de la Sociedad Hotelera Tequendama (SHT), Mayor General (RA) Orlando Salazar Gil, es urgente tomar acciones que tiendan al fortalecimiento del sector. “Nos preocupa que pese al aporte que deja el turismo para la economía nacional, en Bogotá se registre una ocupación apenas del 50 por ciento, porcentaje que tiende a decrecer en fines de semana, puentes y temporadas vacacionales”, dijo.
Según Salazar, uno de los aportes a destacar es el tema de empleo pues, de acuerdo con los reportes del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE), el turismo superó en 195 por ciento la meta de generación de nuevos empleos planteada por el Gobierno Nacional para el periodo 2011-2014, con un total de 235 mil puestos de trabajo; pero que un sector con casi el 50% de la capacidad instalada ociosa, podría ser más inteligentemente aprovechada para cerrar las brechas sociales que genera el desempleo.
“Estas cifras nos permiten corroborar la importancia del turismo en el desarrollo socio económico del país y específicamente de nuestra región, razón por la cual es importante continuar promocionando este sector mediante diferentes estrategias que lleven a la ciudad a aprovechar la fuerte inversión que se registra en proyectos hoteleros, y la actual capacidad instalada que cumple con altos estándares en normas internacionales”, dijo Salazar.
Es por eso que se hace necesario explotar las oportunidades en el turismo de negocios, cultural, religioso, gastronómico, de compras, y ahora las opciones que se plantean desde el Instituto Distrital de Turismo (IDT) para el segmento idiomático, de naturaleza, LGBTI y rural comunitario. Todo esto orientado a generar ocupación, empleo y una experiencia única para los visitantes.
Así mismo, se debe continuar fortaleciendo el turismo de eventos y convenciones, con el que Bogotá se ha posicionado como el primer destino en Colombia por encima de ciudades como Cartagena, Medellín y Cali, y como el séptimo a nivel latinoamericano, según la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones (ICCA, por sus siglas en inglés).
Otra de las estrategias que permitiría atraer un mayor número de visitantes es, según Salazar Gil, la creación de incentivos para las aerolíneas que aterricen en Bogotá. “Estas empresas podrían recibir un estímulo por cada persona transportada como sucede en Panamá, donde se les da entre 10 y 15 dólares por cada pasajero que ingresa al país, lo cual les sirve para amortiguar gastos de combustible y aminorar la carga de los costos de operación”, explicó.
Además, se deben establecer rutas y medios para asegurar la conectividad del sistema de transporte en función del turista, generando o habilitando corredores y vías en las cuales tenga prelación el movimiento de los vehículos dedicados al turismo, y creando sitios adecuados de parqueo en los puntos de atención turística o vecindades, para facilitar la movilidad automotor y pedestre.
Por todo lo anterior, conviene que el Distrito revise y cree nuevas políticas públicas para este sector, al tiempo que fortalezca las relaciones con el Clúster de Turismo de la CCB, el Buró de Convenciones y demás organismos que pueden secundar de manera efectiva su acción en estos campos. Así mismo, se debe realizar un trabajo mancomunado con los gremios para efectos de fortalecer disposiciones y actualizar una legislación que permita al turismo contar con una mínima seguridad jurídica.
“Pongo también a consideración lo referente a la necesidad de gestionar con el Gobierno Nacional para que se dé la prioridad que le compete a Bogotá dentro del Plan Nacional de Desarrollo (Ley 138 de 2015), ya que se categorizó a nuestra ciudad como un destino doméstico, dando prioridad y énfasis a otras regiones que no descalificamos, pero que sí aseguramos no cuentan con la infraestructura y capacidad suficiente para alcanzar el objetivo de seis millones de turistas”, concluyó el Gerente.

No hay comentarios.: